En nuestras vivencias de cada día nos encontramos con muchos acontecimientos de los que no podríamos predecir si ocurrirán o no. Dependen del azar. Se llaman, pues, sucesos aleatorios.

Caso: cada uno de los resultados que puede obtenerse al realizar una experiencia aleatoria se llama caso.

Ejemplo

Los posibles casos al lanzar un dado son: 1, 2, 3, 4, 5, y 6.


Espacio muestral: el conjunto de todos los casos posibles se llama espacio muestral, al que designamos por E.

Ejemplo

En el dado, el espacio muestral es: E= {1, 2, 3, 4, 5, 6}


Sucesos: los subconjuntos del espacio muestral se llaman sucesos.

Ejemplo

A continuación 3 sucesos (hay muchos más):
{3}
{4, 2}
{6, 5, 5}